Seleccionar página

Ahora que estamos en plena WWDC con la presentación de iOS 7 la blogosfera hierve en comentarios apoyando o vilipendiando las novedades de Apple. Siempre que Apple saca algún producto nuevo me divierte ver la miríada de artículos de fanboys de Android con los típicos “esto ya se puede hacer en Android”, “hay terminales de Android mucho más potentes”, etc. Desgraciadamente toda esta gente sigue pensando que Android le hace la competencia a Apple creando un sistema operativo mejor, teléfonos con más cores o con mejores cámaras, o tablets con más posibilidades de almacenamiento gracias a tarjetas SD de no se cuántos GB de almacenamiento. No se dan cuenta de que Android no es competencia de Apple, porque Apple no vende teléfonos ni tablets. Apple no vende iPods, ni iMacs ni Mac Pros. No. Apple no vende dispositivos.

Apple vende el orgullo de perseguir la perfección en cada cosa que hacen. Vende la capacidad de alcanzar a millones de personas en todo el mundo, mejorando su vida de formas antes inimaginables. Vende la magia de compartir las mejores emociones de tu vida con las personas que te rodean. Apple vende felicidad, sencillez, emoción, el anhelo de mejorar cada día para ayudarnos a crear un mundo mejor. Si pensáis que digo estupideces, por favor, dedicad 10 minutos a ver este maravilloso vídeo:

Podéis pensar que esto es marketing, sensiblería barata, o estupideces comparados con vuestro Samsung Galaxy S4 quad-core. Si es así, me gustaría explicaros por qué estáis equivocados. Pero mejor que yo lo puede hacer Simon Sinek:

En definitiva, Android nunca podrá ser competencia de Apple mientras los responsables de Android sigan pensando que para hacer la competencia a Apple han de hacer sistemas operativos, teléfonos y tablets. Apple juega a otra cosa.